Médico revelo cómo sacar las piedras de la vesícula y limpiar el hígado graso.

Debemos evitar el consumo de ciertos alimentos, el aceite de oliva con jugo de limón nos ayudará a limpiar nuestro interior y purificar las toxinas.

Nuestro hígado y la vesícula biliar trabajan para mantenernos saludables y para eliminar todos los desechos de sangre. Sin embargo, muchos de los hábitos que tenemos hoy en día llevan a la sobrecarga de estos órganos y la acumulación de toxinas, lo que conduce a otros problemas de salud que pueden afectar significativamente nuestra calidad de vida.

La limpieza del hígado y la vesícula biliar es un proceso completo de limpieza del hígado que elimina las toxinas del hígado, las secreciones biliares no unidas, las astillas o los cálculos biliares. Esta limpieza es muy fácil de hacer y todo lo que necesita es estar dispuesto a adoptarla como un hábito saludable de su vida diaria.

¿Cómo limpiar el hígado y la vesícula biliar?

Para empezar, debes consumir una cucharada de aceite de oliva virgen extra mezclado con una cucharadita de jugo de limón. La combinación de estas dos sustancias estimula la vesícula biliar ayudando a eliminar cualquier residuo acumulado.

Este tratamiento debe realizarse diariamente con el estómago vacío durante un mes completo sin descanso. Lo ideal es esperar al menos 15 minutos para el desayuno, pero es muy importante tener en cuenta que puede experimentar síntomas de desintoxicación como:

Por ejemplo, diarrea o evacuaciones intestinales pesadas, gases, fatiga, falta de apetito, náuseas, dolor de cabeza, moco, mal olor corporal, orina muy oscura y fragante, erupciones cutáneas, entre otros.

Estos síntomas son normales en este proceso. Recuerde que esto implica la eliminación de toxinas y otros desechos que se han acumulado en nuestro hígado, debido a la mala nutrición, las drogas, los dulces, las comidas rápidas, las grasas, el alcohol o el tabaco. Sin embargo, estos síntomas generalmente ocurren solo durante la primera semana de purificación y no se sienten todos.

Para contrarrestar estos síntomas en caso de que sufras, se recomienda consumir de 2 a 4 vasos de agua con limón al día. Idealmente, el agua es tibia porque ayudará al cuerpo a eliminar las toxinas de todo el cuerpo. Para preparar limonada, debes usar agua de alta calidad, el jugo de 2 limones y posiblemente endulzar con un poco de miel.

Otros consejos para limpiar el hígado y la vesícula biliar

Para la limpieza del hígado y la vesícula biliar, es muy importante apoyar el tratamiento con una buena dieta que incluya un alto contenido de frutas y verduras. También debe evitarse el consumo de alimentos que contengan grasas, chocolate, leche, café, alcohol, manteca y carne roja, ya que esto evitaría una limpieza adecuada del hígado.

Otra opción que puede tener en cuenta para apoyar esta limpieza y limpieza del hígado y la vesícula biliar es tomar infusiones de boldo, diente de león o ajenjo.

El jugo puro de manzana es otra excelente opción para limpiar el hígado y la vesícula biliar. Si decide hacer este tipo de limpieza, recuerde que debe consumir un litro de jugo de manzana en ayunas durante 2 días. Si desea desayunar después de beber el jugo, espere por lo menos 3 horas y preferiblemente elija alimentos como manzanas, uvas, papaya o sopa de verduras cocida.

Potente batido para limpiar el hígado y la vesícula biliar

Esta poderosa bebida combina las propiedades de la manzana y el diente de león para la limpieza profunda del hígado y la vesícula biliar. El diente de león ayuda al hígado a producir enzimas y la vesícula biliar a producir bilis. Es un batido depurativo y delicioso que se puede tomar con el estómago vacío o en cualquier momento del día.

¿Cómo prepararlo?

Prepara todos los ingredientes, ponlos en la licuadora y disfruta.

Mostrar más

Artículos relacionados

Close