6 razones por las que debes tener siempre calabacita en tu hogar

En todo el mundo predomina notablemente el consumo de diversos alimentos y productos procesados con químicos y compuestos que resultan perjudiciales para la salud. Lamentablemente esa mala alimentación nos lleva a padecer una gran cantidad de enfermedades crónicas, y nos envejecen de manera prematura. Sigue leyendo porque hoy te hablaremos de la calabacita.

Si bien existen una gran cantidad de frutas y verduras que podemos aprovechar para fortalecer nuestra salud, no todos tenemos conocimientos de las propiedades que aportan cada una de estas. Lo que se sabe es que los ingredientes naturales son muy fáciles de adquirir y costear, por lo que no deben faltar en nuestra dieta.

Hay una amplia variedad de vegetales de los que podemos escoger y cada uno tiene un beneficio general sobre nuestro organismo. Pero en eta oportunidad te hablaremos de uno en particular que se conoce como calabacín, calabacita tierna o calabaza de verano y seguramente ya los has probado antes, sin saber su aporte.

Este alimento es rico en minerales como potasio, el cual funciona sobre la salud, disminuyendo la presión arterial y provee una ración importante de vitaminas A y C, lo que fortalece al sistema inmune y nos protege contra enfermedades. Hay incontables razones por las que debemos consumirlo, aquí te explicamos algunas.

6 padecimientos que se evitan con el consumo de la calabacita 

Cáncer:

El consumo de calabacín detiene la producción y propagación de células cancerígenas en el cuerpo gracias a los antioxidantes que posee.

Sobrepeso:

Al contener fibra y ser muy bajo en calorías, es perfecto para perder peso, así que si comes calabacin de manera frecuente no corres el riesgo de aumentar de peso, al contrario, si lo combinas con una buena rutina de ejercicios bajas esos kilos de más y logras tonificar tu cuerpo.

Problemas intestinales:

Entre la fibra y su contenido laxante ayuda a despejar todo el tracto intestinal y disminuye las posibilidades de contraer infecciones y cálculos renales.

Visión deteriorada:

Los antioxidantes actúan directamente en las glándulas oculares para prevenir problemas en la retina, además de tratar la visión borrosa, evita el padecimiento de cataratas y glaucoma.

Hipertensión:

Los minerales que contiene el vegetal reducen la presión arterial y previenen los padecimientos de colesterol y triglicéridos altos, así como también mejoran la circulación y remedian los problemas coronarios.

Enfermedades dérmicas:

La combinación de antioxidantes, fibra, vitaminas y minerales que hacen vida en el calabacín curan cualquier tipo de enfermedad en la piel.

Antes de que se termine el artículo: todos los días publicamos noticias para ustedes pero necesitamos de su ayuda para difundirlas a través de las redes sociales, si nunca comentas, al menos dime HOLA y sabré que me lees. Si también te gusto la publicación, compártela en tu muro y podrás verla cuando quieras.

Es totalmente regenerativo, su consumo surte efecto inmediato en las heridas y detiene la producción de radicales libres en el organismo, así que puedes olvidarte de las impurezas y arrugas en tu rostro.

Receta para preparar calabacín

Ingredientes:

  • Dos calabacines frescos
  • 200 gramos de queso parmesano rallado.
  • Una cebolla preferiblemente mediana
  • 200 ml de salsa o crema recién preparada (la que sea de tu agrado)
  • 1 huevo
  • Sal, comino y pimienta al gusto

Preparación y uso:

Antes de cortar los ingredientes debe calentar el horno a 180°. El calabacín se consume con su concha, así que no lo peles. Corta la cebolla y los calabacines en rodajas delgadas y colócalos en una cazuela, luego procedes a mezclar el resto de los ingredientes y agregarlos al recipiente para poder ingresarlo al horno. Déjalo por 30 minutos para que complete su etapa de cocción y listo. Si te gusto esta información no olvides compartirla con tu familia y amigos, esto puede ser de mucha ayuda.