¿Nariz obstruida, rinitis o sinusitis? ¡Su problema está en el intestino – sepa cómo resolver!

Los motivos porque padecemos congestión nasal son muy variados. En muchas ocasiones, especialmente en invierno, el clima puede influir enormemente en las condiciones de nuestro sistema respiratorio.

Las infecciones y virus proliferan en épocas de invierno y de extremo frío, sobre todo cuando hay temperaturas demasiado bajas. Nuestro cuerpo lo sabe, por lo que aumenta enormemente su capacidad de defenderse ante posibles patógenos dañinos que pueden afectar la salud.

Esto lo logra aumentando la producción de la mucosa nasal, como un método eficaz de defensa, aunque en nuestras actividades diarias, dichos fluidos nasales pueden resultar bastante molestos. Esta es una de las razones por la que aparecen, hay muchas causas más como la sinusitis o el resfriado.

Hay ocasiones donde la mucosa nasal no puede terminar de ser tratada y eliminada. Pasamos largas semanas con el uso de un pañuelo y puede resultar además de incomodo, muy molesto en nuestra vida cotidiana. Por lo que requerimos de ciertos medicamentos que nos alivien la respiración.

Sigue este tratamiento natural, capaz de erradicar exceso de fluido nasal en un instante

Este remedio casero en particular, está diseñado para destapar las vías respiratorias. La intención es que, ante el exceso de la producción de fluidos, el alivio sea inmediato. Aunque puedes optar por ciertos fármacos sin necesidad de prescripción, este en particular elaborado en casa, aliviará también tu presupuesto.

La ventaja de aplicar medicina natural, viene dada por su bajo costo. Puedes elaborar este remedio contra el exceso de mucosidad, usando estos ingredientes:

  • Una cucharada de sal.
  • Media cucharada de bicarbonato.
  • Un vaso de agua.

El agua necesita estar relativamente caliente, vas a proceder a añadir cada ingrediente dentro del agua y remover muy bien. La idea no es consumir este producto, necesitas aplicarlo para realizar un buen lavado nasal, debilitando y eliminando el exceso de fluidos.

Usa un gotero o una jeringa pequeña, sin la aguja. Aplica un poco en la nariz 2 veces al día y deja hacer efecto. En muy pocas aplicaciones, sentirás el alivio y gran resultado. En caso de que sientas dolores de garganta, puedes intentar hacer gárgaras sólo con agua y sal, jamás te lo bebas.

Aplicados al pie de la letra, estos trucos definitivamente te darán el alivio necesario, no dejes de compartir en tus redes esta increíble solución.