Cocino más de 1.000 platos de comida para los afectados del huracán, pero a nadie le importo

Se dice que en los momentos difíciles es cuando sabemos quiénes nos nuestros amigos y quienes no. Cuando estamos en estas situaciones, quienes están dispuestos a quedarse con nosotros y ayudarnos son personas que vale la pena mantener con nosotros.

Y es que, después de recibir su ayuda y todo su apoyo, nos han demostrado que valoran la amistad que tenemos. De estar personas no quedan muchas, sin embargo, no se han extinguido.

Por el contrario, están allí, como un vaso de agua bien refrescante en medio del desierto. Con suerte, podremos encontrarnos con algunos de ellos. En ese caso, nuestro consejo es que hagas todo lo posible por mantenerse cerca de ellos. Este tipo de personas vale la pena tenerlas como nuestros amigos.

Pues bien, a finales de agosto, el huracán Harvey pasó por el estado de Texas, Estados Unidos. Este ha sido uno de los huracanes más desastrosos en toda la historia. Arrasó con todo a su paso, creando daños irreparables en esta localidad. Casa, edificios, restaurantes, negocios y muchos más sufrieron daños inmensos.

Tras el huracán, ofrecen su ayuda

Debido a esto, alrededor de 50 personas murieron, según el último informe. Asimismo, cientos de miles de personas tuvieron que ser evacuada de sus hogares y trasladadas a refugios seguros. Esto es una situación muy triste, en especial para quienes lo perdieron todo. No obstante, en estos momentos difíciles es cuando la solidaridad y el calor humano empiezan a brillar.

Luego del devastador paso de Harvey por Estados Unidos, muchas personas se ofrecieron para ayudar. Voluntarios, empresarios, organizaciones, restaurantes y otras entidades brindaron su apoyo. De una forma u otra se decidieron a ayudar a todas las personas afectadas por este huracán. No hay duda de que, sin estos gestos de bondad, la situación sería todavía peor.

Unas de estas personas que ofrecieron su mano amiga fueron Phe Nguyen y Binh Nguyen, dueños del restaurante Sake Sushi Bar and Lounge en Port Arthur, Texas. Luego de ver con sus propios ojos el daño del huracán, no lo dudaron ni un segundo para ayudar.

A pesar de que ellos mismo habían sido afectados por el huracán, comenzaron a trabajar día y noche en su restaurante. Su objetivo era donar alimentos ricos y saludables para las personas que habían sido desplazadas a refugios. Este es sin duda un trabajo monumental, pero para ellos bastaba con ver que podían ayudar.

En tan solo 24 horas, lograron cocinar más de mil platos de comida para todas las víctimas. Luego, esta fue trasladada a los diferentes refugios y repartida entre los presentes. No obstante, a pesar de este gran gesto de bondad, la prensa no habló de ellos.

Expresa su sentimiento en las redes

Obviamente, esto era algo a lo que ellos mismos no prestaban mucha atención, pues su intención era ayudar. Sin embargo, Keith, el hijo de Phe Nguyens expresó sus sentimientos a través de las redes sociales. Él escribió lo siguiente en un post que hizo en la red social Facebook:

“El personal y los voluntarios del restaurante ayudaron a cocinar más de mil platos de comida el día de hoy. Mi padre y mi tío planearon esto con la más humilde de las intenciones. Pero por todo lo que han hecho, me parece que merecen un poco más de atención. Si algún día estas por esta zona, deberías parar y mostrarle tu apoyo, o por lo menos compartir su generoso gesto en las redes sociales”.

Lo que Keith no se imaginaba era el impacto que tendrían sus palabras en el público. Al momento, su post ha sido compartido más de 400 mil veces. También ha tenido más de 1 millón de interacciones en total.

“Las palabras no pueden describir la gratitud que sentimos por su gran apoyo. ¡Estamos juntos en esto!” dice uno de los comentarios que dejó un usuario al post de Keith. No nos queda la menor duda que personas como estas son verdaderos héroes. Si crees que debería dársele más apoyo a este tipo de gestos, comparte este artículo en tus redes sociales.