El perro ladro toda la noche a su amo en vano, al amanecer lo que vieron los dejo en shock a todos

En la actualidad son muchas las familias que cuentan con un perro como mascota. Y es que, de más está decir que el perro es el mejor amigo del hombre. Muchas historias que han quedado registradas con papel y tinta así lo demuestran.

Todos sabemos que el perro es un animal muy leal a su dueño y está dispuesto a morir si es necesario por protegerlo.

La historia que te contaremos el día de hoy así lo demuestra. Se trata sobre Achy Wijaya, un señor que vive en Merauke, Indonesia. Este tenía como mascota a un perro que vivía en su casa y la cuidaba. De esta manera, los ladrones se mantenían alejados de su propiedad día y noche. Sin embargo, la codicia de algunos es tan grande que ni siquiera un perro los detiene.

Cierta noche, el perro de Achy pasó toda la noche ladrando. Su dueño escuchó los ladridos, pero no se preocupó. Aunque el perro ladraba de forma desesperada, Achy no sintió la necesidad de levantarse de la cama. Al día siguiente se dio cuenta que esos ladridos le salvaron la vida, aunque pudieron haber hecho mucho más si se hubiera levantado.

El perro los detiene

“Tenemos que ser sumamente cuidadosos, porque los robos ocurren con mucha frecuencia. Hace unos días, a media noche, nuestra casa se convirtió en el objetivo de los ladrones. Sin embargo, su intento por penetrar a nuestra propiedad fue fallido, porque nuestro perro no dejó de ladrar” escribió Achy en su cuenta de Facebook.

Puesto que el perro no paraba de ladrar, los ladrones decidieron tomar venganza. Ellos volvieron minutos más tarde y le arrojaron veneno. El pobre animal sufrió mucho mientras el veneno hacía su trabajo lentamente. Sin embargo, logró sobrevivir hasta la mañana siguiente, con mucha espuma en la boca y luchando por respirar.

“Tan pronto lo vimos, quisimos llevarlo al veterinario para que intentara salvarle la vida. Sin embargo, vivimos en Papua, y aquí la mayoría de los veterinarios solo saben trabajar con ganado. Por si fuera poco, era un domingo, cuando todas las clínicas veterinarias están cerradas” añadió Achy.

“En ese caso, lo único que se nos ocurrió fue eliminar el veneno con métodos caseros. Le dimos leche, aceite y agua de coco, pero nada de esto funcionó. Lamentablemente, ya era demasiado tarde para hacer algo por él” agregó.

La familia permaneció al lado del perro hasta que finalmente murió por envenenamiento. Achy también realizó un video de los últimos momentos de su preciada mascota. Lo quería conservar para nunca olvidar lo valiente que fue y la terrible venganza que tomaron los ladrones. Cuando el perro por fin murió, cavó una tumba en su propio patio y lo dejó descansar en paz.

Una gran lección

Esta historia nuestra una vez más lo leal que puede llegar a ser nuestra mascota a nosotros mismos. Sin duda, este momento quedará grabado para siempre en la memoria de la familia de Achy. De hecho, debería quedar grabado en la memoria de todos nosotros. Así, aprenderemos a valorar todavía más a nuestra querida mascota.

Con un poco de suerte, esta experiencia ayudará a muchas personas a no ignorar los ladridos de sus perros. Especialmente cuando ocurren en medio de la noche, debemos tratar de averiguar lo que está pasando. Es cierto que no siempre ocurren por algo serio, pero es mejor prevenir que lamentar.

Por lo menos, su mascota pudo mantener a salvo a Achy y su familia quella noche. Gracias a su valentía, los maleantes se marcharon y cancelaron los planes que tenían de robar su casa. Si piensas que este perro es un verdadero héroe, comparte este artículo en tus redes sociales.