Hombre metió una maleta oculta al hospital, cuando su esposa la abrió vio su último deseo cumplido

Uno de los peores enemigos de la humanidad es la muerte. Lo ciero es que a nadie le gusta pensar en ese día en que tengamos que morir.

No obstante, si supieras que te quedan pocas horas de vida ¿Qué harías?. ¿Tendrías un último deseo que cumplir?, ¿Te gustaría ver a algún familiar o ser querido?, ¿Tal vez a tu mascota?

Lo creamos o no, ciertas personas pueden llegar a establecer un vínculo con su mascota tan fuerte como el que establecerían con cualquier persona. Y es que, para muchos, su mascota es un miembro más de la familia, igual de importante. Por eso, algunos tienen como último deseo despedirse de su amigo fiel, su mascota, antes de morir.

Esto es lo que han pedido muchos pacientes terminales antes de morir. Sin embargo,, algunos hospitales no pueden aceptar animales en sus edificios por políticas de seguridad. Aunque las autoridades de dichas instituciones lo hacen con la mejor de las intenciones, debería existir una forma para que quienes se encuentran en una fase terminal, puedan despedirse de sus mascotas.

Hace un año, un usuario de Reddit identificado como Mellifluous_Username compartió su historia. Su esposa estaba en su lecho de muerte y le pidió ver a su mascota por última vez. Como el hospital no aceptaba la entrada de animales, el hombre hizo todo lo que pudo. Lo que sucedió al final de su historia tienes que conocer.

Me pide que lleve su mascota al hospital

“Mi esposa estaba en observación en el hospital tras una cirugía invasiva. Pero al paso de varios días, los hechos demostraban que no estaba dando buenos resultados. El pronóstico que recibíamos no era nada bueno. Aunque era capaz de hablar, no podía comer ni beber, así que dependía totalmente de su alimentación artificial y pastillas para el dolor. Cuando por fin pudo hablar, me pidió que llevara su perra al hospital para verla por última vez.

Nuestra perrita, de nombre Bella, es una pastora australiana de 20 kg. Por su tamaño, cabe perfectamente en una maleta de tamaño normal. De modo que, la metí en una maleta semiabierta y luego la entré en el vehículo. Entonces, cuando llegamos al hospital, le dije a la perrita que le abriría un poco la cremallera para que pudiera ver a su mami.

Parecía algo increíble. Mientras transitábamos por el hospital, la perra nunca ladró, gimió ni se quejó. Al pasar por la oficina de las enfermeras, le dije que en la maleta llevaba algunas cosas para que mi esposa estuviera mas cómoda. Ellas dijeron: “No hay problemas”, así que pasamos con total normalidad.

Al llegar a su habitación privada, mi esposa ya estaba dormida. Sin embargo, abrí la cremallera un poco y Bella saltó de la maleta al ver a mi esposa. Estaba muy feliz e inmediatamente se puso sobre su pecho. la verdad es que no sé cómo pudo evitar todos los cables de alimentador artificial, pero se subió a la cama sin problemas.

Se pudieron despedir

Bella se puso donde pudiera ver directamente a los ojos a mi esposa y se quedó muy quieta. Tras 20 minutos, mi esposa de despertó, gimiendo de dolor. Como si supiera lo que pasaba, Bella se puso a lamer su rostro y a gemir suavemente. Era como si supiera que, si ladraba, se daría cuenta en el hospital y la sacarían. Al verla, mi esposa la abrazó por alrededor de 1 hora, todo el tiempo sonriendo.

No obstante, una de las enfermeras llegó para monitorear su estado y nos descubrió. Pero al ver aquella escena tan conmovedora, prometió quedarse callada. Cuando mi esposa se volvió a dormir, le dije a Bella que se metiera en la maleta y ella obedeció. Días después, mi esposa murió. Lo más triste de todo es que, cada vez que tomo una maleta, Bella cree que la iremos a ver de nuevo“.

La verdad es que esta historia es muy conmovedora, y tiene un gran mensaje detrás. Estoy muy feliz de que aquella mujer pudiera ver por última vez a su mascota. Sabemos que ahora debe estar descansando en paz y tranquilidad. Si para ti las mascotas son igual de importante que para esta mujer, comparte su historia en tus redes sociales.

Compártelo con tus amigos y familiares en:

Dejanos tus comentarios