Había leído esto antes y con esta técnica detuve una taquicardia de inmediato. Solo haz ESTO

Muchos de nosotros hemos escuchado a varias personas diciendo que tienen taquicardia. Pero ¿Qué es la taquicardia? Esto no es más que la aceleración desmedida de los latidos del corazón.

En estado de reposo, si las pulsaciones cardíacas superan los 100 latidos por minuto se considera taquicardia. No obstante, las pulsaciones pueden aumentar hasta a 400 latidos por minutos en ciertas ocasiones.

Cuando el ritmo cardíaco se acelera tanto, el corazón no puede realizar bien su labor.. Como resultado, bombea la sangre al cuerpo sin estar oxigenada. Esto provoca que algunos órganos se queden sin oxigeno, causando graves daños. Llegados a este punto, cualquier cosa puede salir mal y acabar con nuestra vida.

Este tipo de problemas suele ser provocado por la hipertensión, riesgo sanguíneo deficiente, problemas emocionales o el consumo excesivo de cafeína o alcohol. Aunque con las primeras 2 no podemos hacer mucho, con las ultimas 2 si. Con solo reducir la ingesta de estas sustancias podemos reducir el riesgo a padecer de taquicardia.

Dicho problema de salud no solo afecta a personas con cierta edad. En realidad, todos estamos expuestos a sufrir de taquicardia seamos jóvenes o mayores. De ahí que sea tan importanque nos mantengamos informados. Así, será más fácil saber qué hacer en caso que se nos presente un episodio de taquicardia.

A continuación, te daremos varios consejos que te ayudarán a calmar sin ir al médico.

Sumerge el rostro en agua fría

Lo primero que debes tener a mano es un recipiente suficientemente grande como para entrar la cara. A continuación, llénalo con agua fría y ponlo sobre la mesa. Acto seguido, nos sentamos en un asilla, aguantaremos la respiración y sumergimos el rostro en agua fría. Ten en cuenta que solo debe ser el rostro el que sumergiremos, así no nos entra agua en los oídos. Debemos permanecer dentro del agua hasta que necesitemos respirar de nuevo.

A esta técnica se la conoce con el nombre de “Reflejo del buzo”. Lo que conseguimos con ella es enviar señales al cerebro. Al detectar la temperatura tan baja, se estimulas los nervios relacionado con el ritmo cardíaco. Ahora el cerebro ralentiza el metabolismo y la frecuencia cardíaca para conservar su energía al máximo.

Respirar profundamente

Esta técnica todos la conocemos, y es muy fácil de seguir. solo debemos inhalar todo el aire que podamos lentamente. Después, expulsaremos el aire retenido suavemente. Este proceso lo debemos repetir cuantas veces sea necesario. Lo que conseguiremos con esto será aumentar nuestra relajación y disminuir la velocidad cardíaca.

Ambos métodos son sumamente efectivos para controlar un ataque de taquicardia. Sin embargo, te recomendamos a que siempre acudas al médico luego de un episodio. Estas 2 técnicas solo la realizarás cuando ya no tengas más opción y no puedas ir al médico.

¿Sufres de taquicardia? Entonces estos consejos te serán de mucha ayuda. ¿Conoces a alguien que padezca de ella? No la dejes sin esta ayuda. Compartelo!

Gracias por leer esta información.